Cómo hacer una migración web sin perder tu posicionamiento SEO por el camino

SEO

Víctor Orizaola

SEO / SEM Consultant

Realizar una migración web es un paso estratégico muy importante pero lo es aún más cuando uno de tus principales canales de captación y conversión de tráfico es el que proviene de motores de búsqueda (SEO).

Migraciones web en manos de especialistas

En los años que llevo en el mundo del marketing digital, he visto como muchos propietarios de proyectos web se sienten tentados de realizar una migración web por sí mismos. ¿Se puede? ¡Por supuesto! ¿es recomendable? No tanto…y a continuación vamos a establecer un símil para que todos lo entendamos.

No todos hemos realizado en alguna ocasión una migración web pero si tal vez una mudanza y sabemos lo a priori fáciles que son y lo complicadas que terminan siendo así que, mejor dejémoslas en manos de profesionales. No ya solo porque serán capaces de llevarla a cabo con éxito sino también algo muy importante que casi siempre pasamos por alto, la eficiencia y el tiempo en el que son capaces de realizarlas

Siguiendo el símil de las mudanzas, ¿qué es lo que siempre nos suele pasar cuando hacemos una mudanza por nosotros/as mismos/as? Me lees la mente, exacto, ¡perdemos cosas! En el caso de una migración web, sería catastrófico perder un post…una ficha de producto…o una categoría bien posicionada que nos estuviera trayendo tráfico y negocio. Así que, cuenta siempre con un equipo de especialistas SEO que preparen, monitoricen y comprueben las migraciones web que vayas a realizar.

¿Por qué se realizan las migraciones web?

Hay casi tantas razones como para hacer una mudanza pero las más habituales que vemos como agencia de marketing digital son:

Cambio de dominio web

Imagina por un momento que Google fuera como un cartero comercial el cual todos los días cuando tiene que entregarte el correo (o los usuarios que utilizan su buscador) estuviera acostumbrado a preguntar por Víctor Orizaola y de repente…¡zas! cambio el nombre a “Víctor Oc”, ¿no crees que el cartero (Google) quedaría desconcertado? Con tu proyecto web pasará lo mismo

En este apartado también podríamos englobar no solo el cambio de dominio típico sino también el cambiar por ejemplo de estructuras de url (paso de un blog o las versiones internacionales de subdominio a un directorio).

Si no somos capaces de hacer una transición amigable (a través de una migración web profesional) entre los dos nombres de manera que Google entienda que, aunque cambiemos el nombre, seguiremos siendo los mismos…tendremos graves problemas a nivel SEO.

Cambio de servidor web o hosting

En muchas ocasiones nuestro proyecto web empieza como un proyecto mínimo viable, donde en su día optamos por un alojamiento web sencillo y económico ya que nuestras necesidades no eran demasiadas. 

Es como ese primer piso de estudiante donde no nos importaba en exceso los compañeros de piso, vecinos ni el espacio en la habitación que nos había tocado.

A medida que nuestro proyecto web crece, cobran más relevancia aspectos como el protocolo con el que trabaja la máquina donde está alojada la web (normalmente bajo el protocolo http/1.1, algo obsoleto pero aun muy común en los hostings de hoy en día), la ubicación física (y la capacidad de servir más o menos rápido el contenido web a visitas nacionales e internacionales) e incluso la certificación SSL (aún quedan proyectos web en http:// en vez de estar ya en https://).

Por ello migrar una web de un servidor a otro es una mudanza complicada, donde vamos a tener que prestar especial atención a ambas casas (la que dejamos y a la que nos mudamos/migramos) para no olvidarnos nada por el camino. Es muy importante contar con el equipo de soporte de ambos proveedores de hosting para que la migración web vaya como la seda y no tengamos problemas en un futuro a nivel SEO.

Cambio de Gestor de Contenidos (CMS)

Hoy en día es muy común empezar un proyecto web bajo un gestor de contenidos como Shopify o Wordpress y terminar necesitando un CMS más pensado para e-commerce como puede ser Magento2 o Prestashop. 

Esto también supone tener que plantearte realizar una migración web ya que hay que tener en cuenta por poner un ejemplo que algunas plataformas como Shopify crean por defecto el blog en “/blogs/” (y si vienes de tener tu blog en /blog/ sin la “s”…tendríamos ya problemas con la migración web si no se hace correctamente).

¿Cómo hacer una migración web con éxito?

Para realizar una migración web teniendo en cuenta el SEO es muy importante independientemente del por qué hagas la migración, tener en cuenta y seguir lo siguientes pasos:

  • Revisa el estado SEO de tu web antes de la migración

Es muy importante antes de realizar una migración web tener descargada toda la información que Google Analytics y Google Search Console te puedan ofrecer. En el caso de Google Search Console, recuerda que puedes acceder a un histórico de impresiones, clics y posiciones medias de hasta 16 meses:

Si cuentas con una agencia SEO profesional, sabrán cómo descargar muchos más datos desde la API de Google y no como un newbie que esté empezando, ¡contacta con nosotros!

Además Google Analytics también te podrá informar de cuánto tráfico SEO estás recibiendo previamente a la migración web para poder comparar una vez realizada.

  • Usa herramientas profesionales SEO antes y después de la migración web

Existen multitud de herramientas de marketing digital pero cualquier profesional SEO que se precie cuenta con Screaming Frog para hacer buena cuenta de qué urls tienes previa migración y cuántas después de la migración. Como en cualquier mudanza, en nuestra migración web deberemos asegurarnos de contar con todo lo que debemos llevarnos a nuestro nuevo hogar (en este caso nuevo servidor, nuevo dominio etc…). Para ello, las urls antiguas deberán tener sus pertinentes redirecciones y etiquetas canonical para hacer entender a Google y cualquier motor de búsqueda donde están las nuevas urls y qué contenido sustituye al antiguo.

Además, debemos prestar especial atención mediante herramientas como Majestic, Ahrefs o Semrush de qué páginas externas nos están enlazando para que no haya ningún enlace roto cuando tengamos nuestro proyecto web migrado. La pérdida de autoridad de un proyecto tras una migración es una de las causas más comunes de pérdida de tráfico SEO (ya que podríamos perder rápidamente posiciones en los motores de búsqueda al no contar con los mismos enlaces).

  • Apóyate en el equipo técnico para hacer la migración web con éxito

En la mayoría de las ocasiones donde se ha de realizar una migración web, no se cuenta con todos los perfiles que deben estar involucrados para que todo se haga con éxito.

Debemos de tener en cuenta que puede que nuestro equipo de profesionales cuente con nociones básicas de SEO, entienda la importancia de realizar las redirecciones adecuadas pero no tenga los conocimientos técnicos necesarios para por ejemplo, incluir dichas redirecciones en el archivo htaccess. Esto que a priori puede resultar complejo, si contamos con desarrolladores web y equipo de soporte, será pan comido para ellos. No descuides el pedir ayuda a profesionales cualificados para una migración web.

  • Calendariza la migración web para que salga bien

Al igual que las mudanzas, no es buena idea realizarlas llegado el fin de semana. ¿Qué pasa si algo va mal un sábado o domingo y no tienes profesionales a los que acudir hasta el lunes?

Fija la fecha de migración web con la suficiente antelación, evitando periodos especialmente sensibles. Dependiendo de tu sector, seguro que habrá ferias profesionales, periodos de más ventas (Black Friday, Navidad, Rebajas, Aniversarios…) que deberán ser tenidos en cuenta.

  • Mide, mide y mide para que el SEO no se vea afectado

Como decíamos antes, es tan importante la toma de datos previa como la posterior a la migración web. 

¿Recuerdas que antes comentábamos la importancia de especificar las redirecciones de las urls viejas a las urls nuevas? ¡No podemos darlo por sentado! Tras la migración, uno de los pasos más importantes es comprobar que las redirecciones funcionan correctamente (status code 200) y no que se produzcan anomalías como errores 404, bucles de redirecciones innecesarias etc…

Además, es importante prestar atención al archivo robots.txt. No debe de estar bloqueando el rastreo de los buscadores (podría ser que el equipo de IT bloquease el acceso a la web en desarrollo y tras el lanzamiento, se olvidase quitar dicho desbloqueo).

Otra buena práctica muy recomendable es que Google cuente con el sitemap correspondiente para una mayor eficiencia en su rastreo.

Con Google Analytics también podrás comprobar en los días donde se esté realizando la migración que los distintos canales de captación de tráfico (social, SEO, SEM, etc…) no sufren anomalías:

 

Si todo va bien, en Google Search Console deberás ver como la gráfica de impresiones tal vez se vea resentida puntualmente pero inmediatamente después Google a medida que va entendiendo la migración, te devuelve rápidamente al sitio donde estabas y, si además aprovechando la migración web has conseguido una mejor arquitectura, enlazado interno etc…tu visibilidad se verá afectada positivamente.

¿Crees que es complicada una migración web? ¡Yo también! Y por eso al igual que con una mudanza lo ideal es contar con profesionales para no romper nada valioso…deja este trabajo en manos de profesionales especialistas. ¡En Pinchaaqui.es estaremos encantados de ayudarte!

David Marenyà