persona usando google con sus cambios de algoritmo

Los últimos cambios en el algoritmo de Google y cómo afectan a las empresas

Marketing&Branding

Víctor Orizaola

SEO / SEM Consultant

Google es conocido por implementar, cada vez más, actualizaciones en sus algoritmos. Para que nos hagamos una idea, el pasado año Google realizó aproximadamente 4.500 cambios. Muchos de ellos son ligeras variaciones y, tan sólo en algunas ocasiones, se llevan a cabo las actualizaciones profundas denominadas “Google Updates”, siendo estas las que traen consigo cambios sustanciales en los resultados de búsqueda que pueden afectar drásticamente a la visibilidad y captación de tráfico en los proyectos web de las empresas.

¿Qué busca Google con sus cambios?

No es la primera vez que en nuestro blog hablamos de Google y de su objetivo principal: la satisfacción de sus usuarios. Toda empresa que incorpora estrategias de marketing a su gestión es lo que persigue también, ¿verdad? Satisfacer las necesidades de su público objetivo.

Qué fácil es decirlo y qué complicado se vuelve con el paso del tiempo conseguirlo, ya sea por el aumento de la competencia o por el aumento de las expectativas de los posibles clientes.
El incremento de estas expectativas no es ajeno a Google. De hecho, hemos incorporado este buscador en nuestro día a día y cada vez es mayor la frecuencia con la que le pedimos más información, con mayor calidad, rapidez y, por supuesto, a un menor número de clics. Por ello, Google tiene que estar constantemente actualizando sus algoritmos si quiere mantener el alto grado de satisfacción en sus consumidores.

Tenemos claro que el bienestar de los usuarios es un punto clave en el que Google pone su atención. Ahora bien,

¿Cuáles han sido los últimos cambios en el algoritmo de Google y en qué benefician a las empresas?

1. Cambio en la intencionalidad de búsqueda y la captación de tráfico SEO

Tradicionalmente, las empresas siempre han establecido sus estrategias SEO en base a los volúmenes de búsqueda que unas u otras palabras clave ofrecían. Sin embargo, tenemos que entender que Google ya no muestra siempre de la misma manera los resultados de búsqueda, sino que va a depender de lo que el usuario esté buscando. Pondremos un ejemplo:

Si una persona decidiera comprarse una moto, seguramente necesitaría también un casco. Como esta persona va a utilizar la moto para trayectos interurbanos, le han hablado de los cascos modulares. Así pues, el usuario, preocupado por la seguridad que pueden ofrecer estos cascos, decide realizar la búsqueda en Google “Pruebas de cascos modulares”, una búsqueda informacional, con lo que Google ofrece la siguiente estructura de resultados:

resultados de búsqueda de google con cambios en el algoritmo

En cambio, cuando el usuario ya tiene toda la información necesaria y pasa a una intencionalidad de búsqueda más transaccional, podemos ver como la estructura de resultados de búsqueda que muestra Google es totalmente diferente:

resultados de busqueda google en busquedas transaccionales

En esta última imagen, priman mucho más los resultados patrocinados, el mapa local y, tras todo ello, el primer resultado de búsqueda orgánico.

¿Por qué os comentamos este ejemplo? Porque es importante saber que la capacidad de captación de tráfico a nivel SEO, dependiendo de la intencionalidad de búsqueda del usuario, puede ser mayor o menor. Puedes tener tu página web posicionando en el top 1 a nivel SEO, pero captar mucho menos tráfico de lo que conseguías en años anteriores.

¿En qué repercute esto a las empresas?

La visibilidad orgánica desciende, no porque los responsables de captación de tráfico de los proyectos web estén haciendo peor su trabajo (o al menos no la única razón), sino porque las reglas del juego de Google están cambiando.

Según estudios recientes, podemos observar que para las búsquedas informacionales con menor presencia de resultados patrocinados, el CTR puede ser aproximadamente del 34% para el primer resultado orgánico, cayendo hasta el 28% en el caso del segundo resultado y reduciéndose drásticamente a medida que vamos llegando al final de la primera página, donde se estima que el CTR de la última posición se encuentra entorno al 2,5%.

Por lo tanto, estas actualizaciones implican un aumento de la inversión por parte de las empresas para captar a sus buyer persona, cada vez más difíciles de encontrar y menos impresionables, haciendo que sea más necesario contar con profesionales de marketing digital capaces de integrar estrategias de captación de tráfico híbridas (orgánicas y patrocinadas), así como estar al tanto de los múltiples cambios que el algoritmo de Google realiza y que puedan afectar al rendimiento del proyecto.

2. Core Web Vitals. Google pide a las empresas mejores experiencias de usuario en sus webs

Teniendo ya más claro que cada vez hay más competencia y más búsquedas, poder aparecer entre los resultados en Google se vuelve más exigente. ¡Google sube el nivel!

Uno de los principales cambios de calado en el algoritmo de Google ha sido el impulso de las Web Vitals.

Las Web Vitals, si bien es algo que ya anunció Google el pasado 2020, no ha sido hasta el pasado abril/mayo cuando Google ha remarcado su importancia de cara al futuro del posicionamiento en su buscador. Aunque su impacto será importante, Google lo irá desplegando de manera lenta y progresiva (la mayoría de proyectos web no están preparados para todo esto) y, para ello, se nos han proporcionado las Core Web Vitals, una serie de métricas relativamente objetivas que persiguen estandarizar lo que para Google supone una buena experiencia web de cara a los visitantes.

De esta forma, ya no bastará con el tiempo de permanencia en la página de destino o si el usuario entra a nuestra web desde Google y vuelve a los resultados de búsqueda (indicativo de que no hemos resuelto del todo su intención de búsqueda). Ahora también cobra más importancia el Largest Contentful Paint (LCP) o tiempo que tarda en cargar en la web el elemento más grande y pesado de todos los que vemos (sin hacer scroll, generalmente el carrusel/slider, el video o la imagen…), el First Input Delay (FID) o tiempo que transcurre desde que nuestros usuarios clican o realizan una acción en nuestra web y el navegador responde a dicha acción y, por último, el Cumulative Layout Shift (CLS) o también llamado comúnmente estabilidad visual, es decir, que lo que nuestra web vaya cargando progresivamente se mantenga en el sitio.

Los Core Web Vitals tienen una gran importancia e impacto en el posicionamiento. Los tres factores LCP, FID y CLS serán evaluados en todas las webs por Google y, si este detecta una mala puntuación, concluirá que ofrecemos una mala experiencia de usuario. En consecuencia, no estaremos cumpliendo con aquello que Google considera que es básico que ofrezcamos a un usuario que visita nuestra página, la experiencia.

Aunque esto pueda parecer algo negativo, realmente otorga múltiples beneficios a aquellas marcas que realmente se esfuerzan por ofrecer lo mejor al usuario, con estrategias eficaces destinadas a cubrir las necesidades que el público busca satisfacer cuando se encuentra con nosotros.

Enfocarnos en trabajar las métricas en las que se basa Google, puede marcar una diferencia considerable para el ranking de nuestra empresa y nuestro posicionamiento respecto a la competencia, así que es la oportunidad perfecta para mejorar nuestra experiencia de usuario y llegar todavía más alto.

Los propios estudios de Google, muestran que las páginas que cumplen con los umbrales de “Core Web Vitals” tienen un 24% más de probabilidades de retener a los visitantes. Un tráfico, ni mucho menos despreciable, que aún sin las métricas del algoritmo de Google deberíamos incluir.

3. Google Product Reviews Update

Google también ha lanzado, en los últimos meses, una nueva actualización del algoritmo con el objetivo de potenciar el contenido de las reseñas de calidad de productos.

Google Product Reviews Update se centra en mejorar la clasificación de las páginas con reseñas de productos útiles, profundos y de calidad. La actualización impulsa y prioriza en la clasificación el contenido de valor y penaliza, en cierta manera, las reseñas vacías o de menos calidad.

Con esta nueva actualización del algoritmo de Google 2021, la multinacional pretende ayudar a aquellas páginas web y marcas que están produciendo contenido de valor que satisface la intención de los usuarios con reseñas de productos detalladas y exhaustivas.

Además, en cuanto a beneficios, se ha comprobado que obtener continuamente nuevas reseñas aumenta la visibilidad de la empresa y el ROI, ya que Google interpreta que las empresas que tienen muchas calificaciones y reseñas positivas, son aquellas que intentan interactuar con sus clientes.

Por otro lado, como entidad, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es el de conseguir esa relación estrecha con nuestro público. Según diversos estudios, alrededor del 91% de los consumidores leen regularmente u ocasionalmente reseñas de clientes online para tomar una decisión sobre si la empresa es buena o mala. Además, el 84% de los usuarios confía en las reseñas online, tanto como si fuera una recomendación personal.

Aceptar este algoritmo de Google y trabajar basándonos en el mismo puede mejorar, además, las tasas de clic de nuestra web, ya que si conseguimos una visibilidad alta en Google es más probable que los usuarios de Internet hagan clic en nuestra página y vean lo que vendemos, haciendo que el producto sea más accesible para ellos.

¿Menudo embrollo verdad?

Tal como decíamos antes, Google no le está dando aún toda la importancia que se merecen los cambios que va a producir, ya que muy pocos proyectos web se están adaptando a estas métricas ofreciendo buenos rendimientos. Sin embargo, Google no nos dará mucho más margen y todos tendremos que hacer los deberes en los próximos meses para demostrar al buscador que somos dignos de aparecer en sus resultados de búsqueda.

Como habrás podido comprobar, la cantidad de cambios y la frecuencia que estos tienen hace necesario contar con profesionales experimentados que sepan gestionarlos para aportar a tu proyecto el mejor rendimiento.

Beneficios para tu empresa al apostar por el SEO

A nivel empresarial, apostar por profesionalizar la captación de tráfico desde Google trae múltiples beneficios. Hacemos un resumen:

  • Visibilidad de marca: que nuestro proyecto web aparezca en los primeros resultados del buscador supone estar dentro de las opciones de nuestros buyer persona.
  • Tráfico cualificado: al tener nuestras páginas posicionadas entre los primeros resultados de Google, el público que acude al buscador con una intención de búsqueda concreta podrá resolver sus necesidades en nuestra página web.
  • Aumento de ventas o leads: si bien el objetivo de cualquier estrategia SEO es atraer tráfico cualificado, el aumento de ventas o leads es un efecto secundario si trae consigo una correcta usabilidad de la web y productos/servicios competitivos.

¿Te resulta complicado todo esto? Siempre puedes contactarnos y pondremos a tu disposición nuestra Agencia de Marketing Digital para ayudarte en las estrategias digitales de tu marca, ¿qué nos dices? ¿Te animas? 😉

 

Víctor Orizaola