Helpful Content Update: Lo último del algoritmo de Google

SEO

Alberto Acebes

SEO / SEM Assistant

Si en el SEO hay algo claro, es que es un sector constantemente cambiante y hay que estar preparado en cualquier momento ante la “amenaza” de Google y sus continuos cambios.

Este verano no iba a ser menos, y como ya nos tiene acostumbrados, Google no para y este 18 de agosto nos ha traído un nuevo “update” o actualización de su algoritmo. ¿Quieres saber en profundidad qué es el Helpful Content Update de Google? Quédate y descúbrelo con nosotros.

¿Qué es el Helpful Content Update?

Como su propio nombre indica, esta actualización del algoritmo de Google va enfocada a reforzar aquellas páginas de valor, que ofrecen un contenido útil y original a los usuarios, que satisfaga su intención de búsqueda, además de ser creados por y para personas.

Por el contrario, como hemos podido ver, el update penalizará claramente a aquellas páginas webs que ofrecen un contenido irrelevante, no responden a las necesidades que hay detrás de cada búsqueda o, en general, se han aprovechado de técnicas no recomendables para obtener un mejor posicionamiento.

Como vemos, la línea a seguir por esta actualización es continuista en relación a otros cambios pasados en el algoritmo, con un claro énfasis en “limpiar” las SERPs, favoreciendo el alcance de portales de calidad, y mejorando así la experiencia que tienen los usuarios en Google.

¿A qué nos referimos por páginas “hechas por personas”?

Cuando hablamos de webs hechas por “personas” o “humanos”, nos referimos a una de las tendencias en el “black hat SEO” de los últimos tiempos: el desarrollo de webs a partir de la inteligencia artificial, como por ejemplo las webs automáticas.

Esta tendencia está tan en boga, que recientemente pudimos ver como en congresos de la talla del SEOPLUS 2022, como numerosos ponentes como SERYTO o MJ Cachón hablaban de este fenómeno. Y es que, a pesar del riesgo que conlleva, estas webs cada vez están más y más presentes, abundando los resultados de búsqueda.

Las webs automáticas han ganado una gran popularidad en los últimos años, y cuentan con múltiples formas de llevarse a cabo, como por ejemplo:

  • Spintax: conocida como sintaxis rotatoria, consiste en proporcionar una serie de alternativas a la hora de escribir cada palabra (especialmente aquellas relevantes), por lo que a partir de un texto se pueden generar múltiples versiones atacando a una gran cantidad de palabras clave.
  • Scraping y traducciones automáticas: esta técnica consiste en la automatización de la extracción de contenido de valor (desde metas a encabezados, textos y mucho más) y su traducción a múltiples idiomas con un esfuerzo ínfimo en comparación a lo que costaría hacerlo “bien” y de forma manual.

Lo cierto es que si eres un usuario habitual de Google, lo más seguro es que te hayas encontrado con decenas o cientos de páginas webs en las cuales, desde el primer momento, puedes sentir que algo no acaba de encajar. Ya sea por el uso de palabras de forma inadecuada, estructuras enfocadas a posicionar en vez de a responder a tu intención de búsqueda, etc.

Como os habréis imaginado, las webs automáticas (junto a muchas otras técnicas “black hat”), pueden ofrecer una forma de obtener visibilidad de forma “rápida”. Sin embargo acaba llenando a internet de contenido insulso, repetitivo y sin valor, algo que ha puesto en sobreaviso a Google.

Además, el ir en contra de sus directrices siempre conlleva el riesgo de que en cualquier momento, y sin esperarlo, el trabajo realizado durante meses o incluso años desaparezca por completo para poder dar paso a webs de verdadera relevancia. Y puede que con este update haya llegado su hora.

¿De dónde venimos?: Evolución de Google y sus algoritmos

No es la primera vez que vemos a Google realizar cambios en su algoritmo con fines muy similares. Y es que si queremos ver de dónde viene el origen de este “Helpful Content Update” de Google, podemos remontarnos a varios años atrás.

En el 2012, Google ya lanzó una gran actualización de su algoritmo, al que se le dio el nombre de Google Penguin.

La salida de Google Penguin fue una medida implementada por un claro objetivo: tratar de penalizar a aquellas páginas webs que, mediante “técnicas no recomendables” (lo que conocemos como “Black Hat” en el mundo SEO), habían conseguido posicionarse en lo alto de los resultados de búsqueda pese a incumplir y manipular las directrices que impone Google.

Google Panda es otro de los grandes ejemplos de cambios de algoritmo de Google con objetivos y consecuencias similares.

Panda fue lanzado en 2011, aunque sus últimas versiones datan de 2015 y supuso un enorme cambio en el algoritmo con el fin de penalizar a aquellos sitios web que se posicionaban entre los primeros resultados pese a ser páginas con contenidos “pobres”. Y, por supuesto, beneficiar a aquellos sitios que realmente ofrecían un contenido de valor para los usuarios.

Las consecuencias no tardaron en llegar, con páginas de noticias, blogs y plataformas sociales beneficiándose de los cambios, mientras que aquellas páginas desarrolladas mediante prácticas no recomendables, y que hacían uso de una excesiva cantidad de publicidad vieron perder su posicionamiento.

Aunque el reciente Google Helpful Update no es considerado un “core update” (cambios en el algoritmo de dimensiones y consecuencias aún mayores), sí que puede tratarse como una continuación de Penguin y Panda para seguir mejorando nuestra experiencia online.

Evidentemente, la comunidad de “Black Hat” no cesa en su empeño de sortear las medidas que impone Google, así que es lógico que cada poco tiempo veamos actualizaciones con el fin de seguir limpiando y puliendo su ecosistema digital.

Evolución del algoritmo de Google en los últimos años

¿Qué impacto ha tenido el update hasta ahora?

A la hora de analizar el impacto que ha tenido el lanzamiento del Helpful Content Update de Google, hay que tener en cuenta dos factores:

  1. Pese a que el lanzamiento del update tiene una fecha fija (18 de agosto), este lanzamiento se realiza de forma progresiva a lo largo de varias semanas.
  2. Como suele ser costumbre, los cambios se realizan de forma inicial en el buscador en inglés, mientras que al resto de idiomas llegará más adelante.

Es por eso que en tus webs, los cambios en el algoritmo no deberían verse afectados, ya sea de forma positiva o negativa… por el momento.

Sin embargo, expertos en SEO en el ámbito internacional, ya se están empezando a movilizar ante la amenaza de perder visibilidad por no ofrecer un contenido lo suficientemente valioso.

Pese a que aún no hay evidencias de cómo el Google Helpful Content Update afectará a las webs, lo que sí que hay, y mucha, es preocupación sobre el potencial impacto.

Un ejemplo de esto es una encuesta realizada en Twitter por Aleyda Solis, una de las consultoras de SEO internacional más reputadas del mundo.

En ella, preguntó sobre la preocupación existente tras el lanzamiento del update, en relación con si valoraban que el contenido de sus webs era lo suficientemente útil o no.

Los resultados fueron abrumadores, con tan solo un 44%, es decir, ni siquiera la mitad de los encuestados, mostrando seguridad sobre que el contenido de sus webs sea valioso o útil. Un 46% se mostraban inseguros sobre cómo el algoritmo les afectará, y un 10% mostraron preocupación y expresaron la necesidad de mejorar el contenido de sus páginas web.

Por otro lado, si te preguntas cuales son las webs que más afectadas se pueden ver, sabemos que los “4 sectores en el ojo del huracán” son los siguientes:

  1. Material educativo online
  2. Arte y entretenimiento
  3. Shopping
  4. Tecnología

Es por eso que si tu negocio o tu página web se ubica dentro de estas categorías, te recomendamos que revises si realmente ofreces un contenido único y original para evitar cualquier tipo de problema.

¿Por qué existe tanta preocupación por el update de Google?

Como hemos mencionado, updates similares ya se han desplegado en el pasado, ¿pero qué es lo que tanto preocupa a profesionales y negocios sobre esta actualización?

La respuesta está en las dimensiones o el impacto que puede tener sobre una página web, la cual se ha determinado como “sitewide”, lo que vendría a significar “en todo el sitio”.

¿Qué quiere decir esto?, muy sencillo: que si, una vez implementada la actualización, Google considera que parte del contenido de una o varias páginas de tu web caen sobre su estándar de calidad como un contenido irrelevante, el “castigo” no se limitará a penalizar la visibilidad de dichas páginas, sino que se extenderá sobre todo el sitio web.

Esto ha creado un cierto alarmismo y preocupación, por lo que muchos profesionales están ya trabajando en eliminar todo ese contenido “inútil” de sus webs con el fin de evitar males mayores.

Pese a las preocupaciones, existe un gran optimismo

Pese a todo lo dicho anteriormente, no todo es preocupación, ni mucho menos. Y es que esta noticia sobre el update de Google ha sido recibida con los brazos abiertos por miles de profesionales en el sector, especialmente aquellos que trabajan por crear contenido de calidad.

Esto se debe a dos cosas:

  1. Si tu trabajo implica la elaboración de contenido de valor, este no solo no debería ser penalizado, sino que podrá mejorar su rendimiento.
  2. Desde una perspectiva de usuario, puede ayudar a “sanear” al buscador, especialmente tras el creciente descontento que hay por la existencia de miles de webs irrelevantes que ocupan las primeras posiciones de nuestras búsquedas.

¿Cómo reaccionar ante los cambios o cómo prepararse ante las novedades en los algoritmos de Google?

Aunque para el trabajo de todo especialista SEO, los cambios de Google suponen siempre más de un quebradero de cabeza, hay que tener en cuenta que estas actualizaciones en su algoritmo se realizan siempre con el objetivo de ofrecer a los usuarios una cada vez mejor experiencia en su buscador.

Pese a que nunca podremos llegar a saber al 100% como adaptarnos a lo que el algoritmo necesita para posicionarnos, siempre hay dos cosas que se mantienen claras: la importancia de una buena estrategia SEO (pasando por planteamiento y desarrollo) y la ejecución de las misma a través de las buenas prácticas que nos marca Google.

Es por ello que ante esta constante incertidumbre, lo ideal es apostar por profesionales del sector que sepan lo que es mejor para tu negocio, sin “trampas” ni “atajos”.

Confiar en Pinchaaqui.es para tu estrategia SEO significa ponerse en la mano de profesionales experimentados que trabajamos desde estas buenas prácticas, con el fin de que tu negocio consiga resultados de forma orgánica, y se mantenga “a salvo” de lo que Google decida traernos la próxima vez.

Benjamín Medina