reputacion-marca

El valor de lo intangible para entender el mercado y detectar oportunidades de negocio

Consultoría de negocio digital

Pinchaaqui.es

Cuando hablamos de lo intangible en una empresa, nos referimos a la reputación de la marca, que es la conexión emocional que las partes interesadas (consumidores, inversores y empleados) tienen de dicha empresa. Pero, ¿cómo podemos medir su valor? A través de la monitorización, una herramienta a través de la que podemos escuchar y entender qué se dice de una marca y de la calidad de su servicio.

Además, gracias a la monitorización podemos analizar la actividad de la empresa en los medios de comunicación y su posición en diferentes dimensiones reputacionales, ya que el 80% del valor de una empresa se basa en sus recursos y activos intangibles, según datos de mercado.

La fórmula de alto nivel es sencilla: si las partes interesadas tienen una conexión emocional fuerte con una empresa, comprarán, invertirán y querrán trabajar para ella. Es así como un concepto intangible, como es la reputación de marca, genera directamente resultados de negocio.

Cómo trabajar la reputación de marca

Más del 47% de los inputs sobre los que construimos la percepción de una marca (intangible) provienen de información que encontramos en Internet. Además, sabemos que el 92% de la gente confía más en las recomendaciones de otras personas, aunque no las conozca, que en las opiniones propias de la marca.

Estos datos ponen en relevancia la importancia de conocer la realidad de tu marca, compararla con la competencia, el entorno y analizar la percepción de los ciudadanos y su salud. La monitorización de marca es la única forma de tangibilizar un intangible como es la reputación, muy importante para cualquier empresa.

Desde Pinchaaqui.es trabajamos, en un primer nivel, la monitorización inicial de la marca y su análisis hasta llegar a un nivel de reporting mucho más profundo que analiza las menciones en medios propios, pagados y ganados, hasta llegar a un completo informe de reputación en tres vertientes, que le proporciona a la marca inteligencia de negocio y de mercado:

Reputación en números

Lo intangible, se puede cuantificar y tangibilizar con datos, que nos permiten obtener unas métricas con las que podemos medir nuestra actividad, descubrir nuestra posición en el sector, la cantidad de mensajes que han contribuido a generar una conversación positiva sobre la marca, la audiencia a la que podemos llegar a impactar y la cantidad de informaciones y conversaciones en las que hemos sido protagonistas.

Reputación en contenidos

Analizando la reputación desde esta perspectiva, somos capaces de descubrir qué atributos o imagen son los que más volumen y mejor efecto (sentimiento) han logrado, cuáles han sido los principales mensajes que han contribuido a la reputación y cuáles generan riesgo y es necesario abordar. Esto nos permite anticiparnos ante un posible riesgo reputacional, que puede acabar afectando a la salud de la marca o desencadenar una crisis.

Según Reptrack, creado por el Reputation Institute, cualquier empresa que desee mejorar sus negocios y ser percibidas de una manera óptima, deben estar posicionadas en las dimensiones que se detallan a continuación, con los siguientes pesos:

Todas las empresas, se miden a través de estas dimensiones y consiguen así entender la salud de su marca. Mediante el control y la medición de estas dimensiones podemos entender cuáles son las áreas de su negocio que mejor funcionan, saber qué áreas presentan un riesgo de reputación, predecir cómo actuarán las partes interesadas y saber el motivo que hará obtener mejores resultados de negocios.

Reputación en oportunidades

Gracias a este enfoque de análisis, somos capaces de detectar insights para ayudar a la marca a mejorar su reputación. En este punto podemos ver a qué temáticas o realidades nos asocian los ciudadanos y confrontar este dato con las asociaciones que hacen con respecto a la competencia. También podemos entender, dentro de todos los players del sector, quién acapara más nivel de conversación y en qué forma, extrayendo su nivel de protagonismo principal o secundario.

Sin duda, lo más relevante de la reputación en oportunidades es que somos capaces de detectar en qué países, canales, medios y qué autores hablan más y mejor de la marca. Esto es relevante para “hacer amigos en tiempos de paz” y detectar aquellas entidades o personas más afines a nuestra marca, que nos podrían ayudar a superar una crisis o ampliar nuestros mensajes.

Para extraer todos estos datos y cualificar algo tan intangible como es la reputación, llevamos a cabo un proceso sencillo y eficiente:

  1. Recogida de información. Determinamos junto al cliente, los parámetros de análisis: cobertura, competencia, dimensiones y atributos reputacionales.
  2. Compilación de la información y tratamiento de datos. Rastreamos toda la información de la marca y su competencia y clasificamos contenidos en función de las dimensiones y atributos establecidos.
  3. Elaboración del análisis y realización del informe. Conocemos el clima de opinión de medios y grupos de interés, detectamos diferencias y descubrimos debilidades para corregirlas y aprovechamos las fortalezas para impactar directamente en el negocio de la marca.

La importancia de contar con una buena reputación de marca

Gozar de una buena reputación de marca posibilita lo siguiente:

  • Existir en la mente de los públicos
  • Facilitar la diferenciación y la creación de valor
  • Disminuir la influencia de factores situacionales (situaciones de crisis comunicativa)
  • Atraer inversiones
  • Mejorar ventas
  • Implicar y motivar a los trabajadores

En definitiva, contar con una buena reputación mejora tanto la marca como el negocio.

marca

monitorizacion

monitorizacion de marca

reputacion online

Utilizamos cookies | Más info
Preferencias de las cookies