Blog

15Febrero'19

Cómo mejorar la rentabilidad a través de Business Intelligence


Fer Martín
#AlAguaPatos      Business Intelligence, marketing

Business Intelligence es un concepto que implica la obtención e integración de información relevante sobre la compañía con el fin de facilitar una evolución y mejora continua basada en el análisis de datos y posterior integración en la toma de decisiones. Se podría definir como la habilidad para transformar los datos en información, y la información en conocimiento, de forma que se puedan optimizar los procesos de la empresa en todas las esferas, obteniendo mayor eficiencia en los procesos, por consiguiente mayor competitividad, e inteligencia de mercado que nos permite un mayor conocimiento de nuestro cliente..

Así pues, gracias a Business Intelligence, es posible mejorar en todos los niveles de gestión y optimizar la estrategia global de nuestraempresa.

A continuación te contamos las razones por las que es necesario invertir en Business Intelligence:

Adiós a las decisiones tomadas en base a suposiciones

En el mundo digital existen muchas fuentes de información; el problema es que estas fuentes están inconexas entre ellas, de tal forma que toda la información que aportan, se almacena en ‘silos’, es decir, no se conectan con el resto de datos de la empresa.

Esto provoca que las marcas, muchas veces, tengan que confiar en su instinto o conjeturas para invertir sus presupuestos de marketing o evaluar la aceptación que tendrá un producto en el mercado, lo que resulta útil en algunas ocasiones, pero no siempre.

Gracias a Business Intelligence, se han reemplazado estas conjeturas, por datos sólidos y unificados. En el ámbito digital, la parte de Business Intelligence se centra en configurar y extraer datos de diversas fuentes en línea y combinarlos, para comprender la incidencia directa de cada acción y euro invertido en el negocio.

Utilizar análisis en tiempo real para un marketing eficaz

El análisis de datos en tiempo real es fundamental para la monitorización constante de las campañas y acciones de marketing, ya que hay una afluencia continua de datos nuevos, que nos pueden indicar que hay que hacer cambios inmediatos en nuestras acciones.

En el mundo digital, donde incluso los datos con una semana de antigüedad se vuelven obsoletos, estos análisis en real time, permiten a los departamentos de marketing mejorar el rendimiento de las acciones, optimizar los costes o impactar al público preciso, el momento adecuado.

Gracias al  Business Intelligence, las marcas pueden aprovechar los análisis en tiempo real para monitorizar cada canal de marketing digital y unificar todas las fuentes de datos, para tomar las mejores decisiones.

Tanto es así, que una sola empresa puede comercializar cientos de productos a través de múltiples canales online, sabiendo dónde aumentar o disminuir el gasto en publicidad digital.

El acceso a una variedad de datos tan amplia, permite que los departamentos de marketing puedan desarrollar contenidos más personalizados para los usuarios, de ahí la siguiente gran ventaja del Business Intelligence:

Comprender el comportamiento del consumidor a través del rastro en internet

Como hoy en día casi todo el mundo cuenta con un dispositivo digital, es fácil que todos los usuarios dejemos un rastro de nuestras acciones en internet.

Así que, a través de los diferentes sistemas (como la analítica digital, sistemas de CRM, redes sociales, datos en puntos de venta, etc…), las empresas pueden recopilar información muy valiosa sobre los usuarios para construir de manera más precisa los mensajes que se quieren lanzar.

Gracias a estos datos, podemos identificar diferentes rasgos de un ‘comprador típico’, como por ejemplo:

  • Sus gustos y aficiones: A través de la de la huella que estos dejan en internet, se pueden conocer los intereses que tienen y construir mensajes personalizados de mayor calidad.

  • Su perfil sociodemográfico: Dependiendo del producto o servicio que se quiera vender, los mensajes tienen que adaptarse al perfil del cliente potencial. Ya que, por ejemplo, no es lo mismo vender productos low-cost, que vender marcas de lujo.

  • Canales: hay que identificarlos, porque a través de ellos es por donde se llega al público deseado. Antes, los canales a través de los que se emitía la información se identificaban por ser unidireccionales (TV, radio, prensa…) Ahora los mensajes reciben feedback de los usuarios casi de manera inmediata.

  • Momentos: Esta es una de las mayores revoluciones del Business Intelligence, llegar a comprender los 'momentos' de nuestros compradores con la marca, para así favorecerlos constantemente.


Cuando comprendemos su comportamiento, podemos clusterizar

Los clientes son diferentes entre sí, tienen necesidades diferentes. En el límite, cada cliente individual tiene necesidades e intereses únicos, y en esto se basa el ‘one to one marketing’.

La clusterización, es un término que se utiliza en áreas como la sociología o la psicología, entre otras, desde hace muchos años. Este análisis tiene como objetivo agrupar individuos o unidades muestrales en grupos que tengan patrones de comportamiento lo más homogéneos posible, pero heterogéneos o diferentes de los demás grupos formados.

Esta técnica de análisis es muy útil para las empresas que quieran lanzar mensajes precisos a los usuarios, llegando así a ellos a través de comunicaciones más eficaces.

Gracias a los clústeres, podemos recopilar mucha información adicional, como:

  • Las necesidades del usuario: Que pueden ser nuevas (un viaje, una segunda vivienda…) o recurrentes (alimentación, productos perecederos…).

  • Relación con la marca: Los usuarios son cada vez menos afines a una sola marca, lo que buscan es solucionar sus necesidades de una manera rápida y eficaz.

  • Funnel de marketing: ¿En qué fase del funnel se encuentran estos clientes potenciales? Se deben tener en cuenta además, la evolución de las características y la interconexión entre ellas para analizar los datos de forma dinámica.

  • Buyer persona: En Pinchaaqui.es, utilizamos la técnica K-means para investigar los buyer persona de nuestros clientes y así poder clusterizarlos. K-means es un método de agrupamiento que tiene como objetivo, la partición de un conjunto de n observaciones (en nuestro caso respuestas encuestas) en k grupos (tipos de buyer) en el que cada observación pertenece al grupo cuyo valor medio es más cercano. 

    En el siguiente gráfico vemos un ejemplo de 4-means ( 4 grupos, k=4) con las respuestas del mercado Español. Al algoritmo se le introducen todas las respuestas de las preguntas clasificadoras, y el número de grupos que se quiere obtener y este crea los 4 grupos con diferentes características.

Datos agrupados de análisis de buyer persona realizado por Pinchaaqui.es y agrupado por variables, siguiendo el método K-Means

 

Integración con los canales sociales

Para que una marca pueda vender más, es fundamental integrar toda la información citada anteriormente con los canales sociales. Estos juegan un papel fundamental para conocer cuáles son las necesidades de los usuarios. A través de las RRSS, comparten información a través de la cual indican de forma pasiva sus gustos y aficiones.

Para esto, son importantes las herramientas de social listening, que nos permiten realizar una escucha activa de las redes sociales de nuestros clientes potenciales.

En conclusión

Podemos incrementar la rentabilidad de nuestra acciones a través de Business Intelligence, ya que todas nuestras decisiones estarán basadas en datos transformados en información valiosa para nuestro negocio, y gracias a esto, podremos realizar una comunicación mucho más oportuna y relevante con los usuarios.

 

Gracias a la inversión en Bussines Intelligence podemos entender mejor dónde va a parar cada euro en nuestra compañía, cómo son nuestros clientes, cómo mejorar nuestro negocio y aumentar nuestras ventas.

 

 





¿TE HA GUSTADO LA NOTICIA Y QUIERES COMPARTIRLA?:

comentarios
Contacto

Contacta con nosotros