Blog

10Mayo'18
experiencia usuario para un negocio optimizado

Optimiza los resultados de tu negocio a través del diseño de la experiencia de usuario


Clara Palomar
#PájarosEnÓrbita      Diseño Web, Experiencia de Usuario

Sabemos ya la importancia que tiene ofrecer una buena experiencia de usuario para convencer a nuestros clientes, pero ¿cómo podemos hacer que esta experiencia juegue además en favor de la consecución de los objetivos de nuestro negocio?

Uno de los principios del diseño de experiencia de usuario consiste en hacer converger los objetivos de la empresa con los objetivos de los usuarios. ¿Cómo lo hacemos?  Vestimos los objetivos de nuestro negocio con una experiencia que consigue cubrir las necesidades y expectativas de nuestros clientes, apelando a sus emociones y motivaciones más intrínsecas.

 

Ponemos un ejemplo:

El contexto

Trabajamos con una empresa que quiere rediseñar su web con el objetivo principal de incrementar el volumen de sus ventas en el mundo online.

Los clientes

En la fase de investigación detectamos que los usuarios de esta empresa se pueden agrupar en tres Buyer personas tipo basándonos en los objetivos que persiguen: profesionales,  realizan una búsqueda más inspiracional; técnicos, buscan directamente un producto; y distribuidores, que buscan productos según sus características.

La fórmula

¿Qué hacemos exactamente? Diseñamos un flujo de navegación o workflow en la web específico para cada uno de estos perfiles basándonos en sus necesidades, de forma que podamos acompañarlos hasta que cumplan con el objetivo que persigue la empresa, en este caso que realicen una compra.

Algunos de los elementos que podemos utilizar para guiarlos en ese camino son, en el caso de una web, llamadas a la acción destacables, textos adaptados a los motivantes de cada perfil de Persona, títulos descriptivos o formularios personalizados que aporten información específica de qué recompensa va a conseguir el usuario. Cuanta más afinidad encuentren los usuarios en cada “señal” que incluyamos y su necesidad, más probabilidad habrá de que terminen el flujo que les hemos marcado.

Optimización

¿Y ya está? No, una vez hecho el primer planteamiento debemos medir los resultados obtenidos en base a los objetivos de negocio fijados. Este análisis de la situación nos permitirá encontrar puntos deficientes susceptibles de mejora en estas señales que hemos creado. A este proceso lo llamamos CRO (Conversion Rate Optimization) u Optimización del Ratio de Conversión, y consiste en testear variaciones en la web para medir qué opción tiene mejores resultados y proceder por tanto a su implementación. Este proceso no debería tener fin, para que tu negocio pueda experimentar mejoras incrementales de forma constante.

En definitiva, planificamos qué hará cada tipo de usuario en nuestra web, creamos y optimizamos los elementos que les llevarán a realizar el flujo que nosotros hemos creado específicamente para cada uno de ellos, es decir, diseñamos la experiencia de nuestros usuarios.

 

 





¿TE HA GUSTADO LA NOTICIA Y QUIERES COMPARTIRLA?:

comentarios
Contacto

Contacta con nosotros