Blog

4Mayo'18
Dramas de un social media

Dramas de un social media: con humor, el marketing digital se vive mejor


Santi
#HaciendoElGanso      Redes Sociales, Social Media

"Entonces, ¿te pasas el día mirando Facebook?" "Pero exactamente, ¿en qué trabajas? “ "¿Y ahí que haces?, ¿colgar fotos?, ¡menudo chollo!", y así, un sinfín de frases y concepciones varias que, seguro, a muchos de los que se dedican al mundo social media le sonarán.

Si dijera que nos tenemos que enfrentar a ello casi a diario, vale, quizás esté exagerando un poco, pero sí se da la situación cada vez que, en una reunión de lo más casual con amigos o familiares, hay un "invitado nuevo" y formula la pregunta mágica: "¿a qué te dedicas?". Casi irremediablemente, viene seguida de una retahíla de preguntas sobre (lo que parece ser) un mundo paralelo a lo Matrix.

Por eso hoy, poniéndole humor al asunto, os vamos a mostrar solo algunos de los retos a los que nos enfrentamos día a día los social media manager en una agencia de marketing digital, donde se vive la vida más que intensamente.

Redacción de contenidos Online: el síndrome de la página en blanco.

Lengua y temas de conversación no nos faltan nunca. Sí, podemos hablar de casi cualquier cosa, parte fundamental (e implícita) de nuestro trabajo, pero, como a todo "creador/a" que se precie, a veces la musa de la inspiración nos abandona y hay que buscarla, casi perseguirla. Siempre hay post  que se resisten pero, ¡nunca son imposibles!

Porque no hay más ciego que el que (no quiere ver) lo lee más de 300 veces.

Así es. Cuánto más "ojo clínico" pones, el subconsciente más te falla: tras hacer la publicación pertinente en TODAS las redes sociales del cliente (siguiendo el calendario editorial de publicaciones como parte fundamental de cualquier estrategia de social media), y crees que todo va bien, te das cuenta… ¡el copy está mal escrito!

Si, somos humanos, y a veces también nos comemos letras, artículos o creamos frases, que leídas en "frio", carecen de sentido. Tras el "microinfarto",  toca borrar y ¡a la carga otra vez!

El "maldito" dedo del mailchimp: sembrando la duda.

 

Si ya es suficiente responsabilidad como profesional  saber que con las campañas de e-mail marketing, las marcas y empresas llegan a miles de usuarios y potenciales clientes, la archiconocidísima plataforma "Mailchimp", nos pone un poquito más de presión: justo antes de enviar el preciado mailing,  hace una pregunta que, lejos de dejarte tranquil@, provoca que más de una vez, vuelvas a comprobar que todo está orden: "¿Estás seguro que quieres realizar el envío?", ¿Por qué nos hace esto Sr. Mailchimp?

 

La publicación olvidada.

Como en todo en la vida, hay cosas que funcionan mejor que otras. Pues a nosotros eso hay veces que nos duele, nos duele mucho. Tras preparar a conciencia una publicación que por “h” o por “b” es algo más especial que el resto, echándole horas y cuidando (más si cabe) cada detalle al milímetro (formato, imágenes, composición del diseño, frase, copy...) publicas y…¡sin pena ni gloria! ¿Pero qué ha fallado? ¡La vida no es fácil amig@ social media!

Ni un segundo de despiste.

Las redes sociales se actualizan constantemente: algoritmos, opciones de publicación, número de caracteres y un largo etc. Eso provoca que, día sí,  día no,  vivamos algún momento de duda que nos desconcierta: ¿Ya permite publicar en formato vídeo? ¿Dónde está la sección X? ¿Por qué no se sube la foto al post?

¿El reto? ¡Estar siempre a la última!

Y ya me estaba olvidando de "él",  El primo "community manager" , versátil donde los haya y presente toda reunión familiar que se precie. Seamos sinceros,  toparse con uno es peligroso, lo que no se sabe es "quién" corre más peligro, si nuestra mente (por toda la sabiduría que “desprenderá sobre el mundo Online y que tendremos que escuchar haciéndonos cruces en silencio) o su "primo", el que "lo contrata". Pobre marca, pobre proyecto y pobres amigos-obligados-a-ser-seguidores por todo lo que tendrán que ver y leer…

En definitiva, una montaña rusa de emociones que hace que las horas pasen volando en el nido, porque, parece que los pajaritos de social, hacemos algo más que “pasarnos todo el día en Facebook”… ¿no?





¿TE HA GUSTADO LA NOTICIA Y QUIERES COMPARTIRLA?:

comentarios
Contacto

Contacta con nosotros